Historia del Banco

Desde tiempos precolombinos, Panamá ha sido una región de paso que, con la apertura del Canal en 1914, consagró su destino como país de tránsito, comercio y servicios. La portentosa dimensión que como tal ha alcanzado la joven República en menos de un siglo, tiene sólido sustento en factores tan significativos como el uso del dólar como moneda, el vertiginoso movimiento comercial de la Zona Libre en Colón y sus puertos en el Atlántico y en el Pacífico; la estricta vigilancia de su Superintendencia de Bancos y la reciente reversión al país de su mayor patrimonio: la vía interoceánica y sus áreas adyacentes.

Con la promulgación de su Ley Bancaria en 1970, Panamá cobró un auge sin precedentes como centro bancario y financiero internacional que lo mantiene en la cima de esas importantes actividades a nivel mundial. Así, en 1992, un grupo de empresarios panameños con relevante participación en diversos negocios, unieron sueños, visión y fe en esta tierra de promisión al fundar un banco especial.

Credicorp Bank inició operaciones en un local del Edificio Vallarino, en Campo Alegre en el corazón del área bancaria panameña.